Mi hijo no me pertenece

Ser madre consciente es sentir que mi hijo no me pertenece, que él no es yo, que tiene su propio sentir ante la vida, un enfoque único y distinto al mío. Sus experiencias le pertenecen, sus pensamientos son suyos y válidos.


Ser madre consciente es amar sin modificar, acompañar sin imponer, observar sin juzgar, permitir Ser aceptando el error como impulsor del éxito.

Ser madre consciente es un desaprendizaje de mi, para aprender de él, así fusionarnos en nuevas realidades que cooperan con amor.

Ser madre consciente es dejar de ser madre para simplemente ser el apoyo eterno que te ama tal cual eres.

Joanna Coronado

    Entrada sin tags