Amar es cuidar sin poseer

El amor es la fuente inagotable que acoge y envuelve todo. No se trata de ir en busca del amor, ni tampoco pretender que lo que nos rodea nos llene de amor. 


Es simple... no buscar, no pretender. Tan solo entregar desde lo mejor de uno mismo y permitir que esa entrega nos vuelva de nuevo.


Invertimos mucho tiempo en ideales, en pretextos y expectativas de que otros nos llenen de amor, en la búsqueda interminable de sentirnos amados.


Tras algunos "tortazos de vida", que no son distintos a los que hayas podido experimentar tú mism@, comprendí que cada ser humano concibe el amor de forma bien distinta. Lo curioso es que esa forma depende de "aquello que tenemos pendiente " para volver a recuperar el amor propio que hemos perdido a través de vivencias en nuestra vida que han restado nuestro amor propio.


Chispeante este tema, pero mira, no tengo la verdad absoluta, solo mi experiencia. Puedo compartir contigo que años atrás pretendia más o menos consciente llenarme de amor, esperando gestos y acciones de otros hacia mi persona. A su misma vez, pretendía llenar de amor a otros teniendo gestos y acciones hacia su persona.
Obvio que los dos casos conllevan un sentido óptimo, amoroso y positivo. Aún así, eso no es amor, no llena el Ser, tan solo es un calmante temporal para nuestra parte humana.


Amar es tan distinto a lo aprendido, que justo amamos cuando hemos desaprendido. El amor no tiene condiciones, el amor es un impulsor de libertad y sabiduría. Amar es cuidar sin poseer. Tener sin quedar. Sentir sin expectativas. Aceptar, fluir, confiar, dar alas al Ser y acompañar el humano deseoso de fundirse con su propia Alma.


Ama, liberando a quién amas de tu sombra.

Joanna Coronado

    Entrada sin tags