Piedras en el camino

Nos pasamos un largo tiempo sorteando piedras en el camino, que de tanto sortear, rodear y escalar, terminan siendo enormes rocas como las que tengo detrás de mi :)
¿Sabes lo que funciona? Integrar esas piedras, vivirlas, experimentarlas, acariciarlas, abrazarlas, sentarse junto a ellas y escuchar sus mensajes para impulsarse, elevarse, reinventarse y florecer.
Por suerte, han existido y siguen apareciendo enormes piedras en los escenarios que la vida me presenta para vivir siendo amor en mitad del caos; y digo suerte porque gracias a eso cada día me acerco más a la pureza de mi Alma y a la intensidad del amor propio.

¡Que fastídio para mi ego, el día en que observé que esas piedras no estaban fuera de mi ! sino dentro de mi. Atraemos a nuestra realidad aquello que existe en nuestro interior, ya sea perteneciente a nuestra parte divina o humana, independientemente de si son cosas mas o menos agradables, ya que en el universo no existe lo bueno o lo malo, simplemente existe nuestra semejanza.

¡Ostras! sentí un impulso de vulnerabilidad, compasión y entendimiento de mis miedos, creencias, limitaciones, sentimientos, emociones , situaciones y pensamientos, cuando pude sentir que esas piedras eran parte de mi, eran como mis hijos que nacen de mis entrañas, eran como pedazos de mi propio ser materializados en un escenario que me invita a crecer hacia adentro, en sentido de mi amor propio.
En ese proceso, dejé de rechazar las piedras, de insultarlas, despreciarlas, quejarme de su existencia y de frustrarme ante ellas.
Hoy mi parte humana se silencia ante una gran piedra, se calma, mi ego baja su intensidad, para dar paso al alma, a su necesidad de integrarse con mi cuerpo a través de esos escenarios que me invitan a ser mejor persona.

Si has llegado hasta estas líneas, te agradezco que le hayas entregado ese amor a tu alma, ese recordar que su propósito es ser amor en la materia a través de un cuerpo físico que requiere de constantes decisiones y actitud de acción ante los escenarios de la vida.
Un inmenso abrazo lleno de amor y respeto .

Joanna Coronado

    Entrada sin tags