Hijos libres de ser ellos mismos

En mi forma de sentir y vivir la vida, la mejor herencia que le puedo dejar a mis hijos es la libertad de ser ellos mismos, para que construyan sus sueños conectados con su interior.


Crecer inmerso en el placer de ser uno mismo en plena conexión con los ciclos naturales de la vida humana es integrar la libertad de ser uno mismo en todo momento.

El mejor regalo para un niñ@ es acompañarle en su proceso respetando su diversidad, su necesidad innata de aprender a través de sus talentos y estados emocionales desde la visión del niñ@.

Recuperar la organicidad en el ser humano es llegar al Ser Original que nos forma y vivir desde esa diversidad única.
Nacemos orgánicos, conectados con nuestras necesidades biológicas y alma; perdemos dichas conexiones a medida que nos conectan a mentes que piensan por nosotros y desean controlar lo que somos para ser lo que esas mentes desean que seamos. 

Es momento de ser uno mism@.
Es momento de permitir a los niñ@s a ser libres.

 

Joanna Coronado

    Entrada sin tags